NUEVO

Vellosidades: histología, función

Estas vellosidades Es el pliegue del revestimiento intestinal que es la capa interna (luz) del intestino angosto. La función primordial de estos es aumentar el área del intestino para absorber los nutrientes.

El intestino angosto es la parte mucho más larga del tracto digestivo y está entre el estómago y el intestino abultado. Tiene tres áreas bien definidas en orden descendente: duodeno, yeyuno e íleon.

Las vellosidades intestinales y el epitelio que las cubre (fuente: BallenaBlanca [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)] Comunicar recursos por medio de wiki)

El duodeno es parte de este tubo y se conecta al estómago en la zona pilórica, mientras que el íleon es la parte mucho más distal responsable de conectarse al colon a través de la válvula ileocecal.

Una sección importante de la digestión de los alimentos que ingerimos y la absorción de los nutrientes resultantes tiene lugar durante todo el intestino delgado de 7 metros de largo.

Algunas células del epitelio intestinal facilitan este proceso al secretar algunas enzimas y sustancias tampón del pH.

Si bien hay diferencias histológicas entre las tres partes del intestino angosto, las vellosidades se distribuyen por toda la área y son solo uno de los tres cambios en el revestimiento intestinal que se producen en esta una parte del tracto digestivo.

histología

El intestino delgado está compuesto por cinco capas concéntricas llamadas mucosa, submucosa, músculo esfínter, músculo longitudinal y suero. La membrana mucosa es la capa más interna, esto es, la cubierta que mira hacia la cavidad intestinal.

Esta cubierta está cubierta de muchas vellosidades (de 20 a 40 por milímetro cuadrado), en comparación con el yeyuno y el íleon, el duodeno es el lugar más basto.

Intestino angosto humano (fuente: Illu_small_intestine_català .png: ToNToNi / * trabajo derivado: Ortisa [Public domain] Compartir elementos por medio de wiki)

Las vellosidades intestinales son protuberancias en forma de dedos (con apariencia de dedos) de 0,5 a 1 mm de largo y envueltas con epitelio columnar.

Cada uno de ellos está relacionado con el músculo liso angosto que proviene de la submucosa y se prolonga hasta la punta. Además de esto, hay asas pilíferos y vasos linfáticos cerrados en el corazón de cada vellosidad.

Los bordes libres de las células que forman el epitelio que cubre las vellosidades tienen microvellosidades diminutas repletas de glucocáliz (cubierta alta en hidratos de carbono) que en grupo forman lo que se conoce como el «borde en cepillo».

Por consiguiente, el área de las vellosidades y microvellosidades de la membrana mucosa del intestino angosto ha aumentado significativamente de múltiples cientos de centímetros cuadrados a millones de centímetros cuadrados, lo que es muy conveniente para sus funciones.

Revestimiento de células epiteliales

Hay diferentes tipos de células en el epitelio, alineadas con cada vellosidad. Según su función, estas células se dividen en células absorbentes, células caliciformes y células del sistema neuroendocrino difuso.

Absorbe la mayor proporción de células y se destaca en absorber agua y nutrientes. En sus membranas laterales (que están en contacto con las células vecinas) existen compuestos de adhesión o mosomas que impiden el paso lateral de las substancias absorbidas.

Las células caliciformes son glándulas unicelulares causantes de secretar promulcina, una manera deshidratada de la proteína mucina que es el componente principal en la protección del moco intestinal.

Las células del sistema neuroendocrino difuso son responsables de la producción de hormonas paracrinas y endocrinas (secretina, colecistoquinina, motilina, gastropina, somatostatina, glucagón, péptido YY y neurotensina). Las células forman aproximadamente el 1% del total de células epiteliales.

Aparte de estos tres tipos de células, hay células M en el área epitelial cerca de los ganglios linfáticos, células del sistema fagocítico mononuclear que son responsables de la fagocitosis y el transporte de antígenos desde la luz del intestino hasta los ganglios linfáticos.

Células en el cabello

En cada vellosidad del intestino angosto hay una gran cantidad de linfocitos intraepiteliales (situados debajo de las células del epitelio de recubrimiento). Además, hay varias células inmunes (células del sistema inmunológico) en la lámina caracteristica de las vellosidades.

Estos tienen dentro linfocitos B y T, células plasmáticas, macrófagos, mastocitos y eosinófilos.

despejar

Entre las vellosidades hay glándulas tubulares sencillos o ramificadas que se abren en los espacios entre las vellosidades y se conocen como criptas de Lieberkühn. Estas glándulas están formadas por células de absorción, células caliciformes, células regenerativas, células difusas del sistema neuroendocrino y células de Paneth.

Las células regenerativas son células madre cuya función es reponer el epitelio de revestimiento y la superficie de las vellosidades y membranas mucosas.

Las células de Paneth, por otra parte, son células que secretan lisozima, una enzima con actividad antibacteriana.

funcionalidad

La función primordial de las vellosidades es digerir y absorber los nutrientes del quimo que son predigeridos por las enzimas presentes en la boca y el estómago.

Es en estas construcciones donde tiene lugar la humillación final de proteínas y carbohidratos pues las células secretoras presentes en la superficie de las vellosidades segregan dipeptidasa y discrasa, particularmente a nivel duodenal.

Las células de absorción de las microvellosidades intestinales son causantes de la absorción día tras día de más de 7 litros de líquido, aproximadamente 35 gramos de sodio, 1 kilogramo de grasa y 500 gramos de proteínas y hidratos de carbono.

El agua, los iones, los aminoácidos y los monosacáridos que conforman las proteínas entran en el citosol de la célula y se llevan a la membrana basolateral de la célula, donde se dejan libre en los pilíferos adheridos a las vellosidades para su transporte y distribución sistémica.

Los ácidos grasos atraídos con apariencia de micelas se esterifican en el retículo endoplásmico de las células absorbentes para formar triglicéridos y, en el momento en que se combinan con ciertas lipoproteínas, forman una composición llamada quilomicrones.

Estos quilomicrones se transportan a través de los vasos linfáticos, que se encuentran en la cavidad de las microvellosidades.

Si por alguna razón entran en el intestino substancias que normalmente no se pueden absorber, se genera ósmosis, lo que disminuye la absorción de agua y genera un efecto laxante.

referencia

  1. Berne, R. y Levy, M. (1990). fisiológicoMosby, Edición de Educación Internacional.
  2. Canon, WF (1980). Manual de fisiología médica.
  3. Gartner, L. y Hiatt, J. (2002). Atlas de contenidos escritos de histología (Versión 2). México: McGraw-Hill Americas Publishers.
  4. Johnson, K. (1991). Histología y biología celular (Versión 2). Baltimore, Maryland: Serie Nacional de Indagaciones Médicas Independientes.
  5. Netter, FH y Colacino, S. (1989). Atlas de anatomía humanaCompañía Ciba Geki.
  6. Ross, M. y Pawlina, W. (2006). Histología Textos y atlas de biología celular y molecular (5ª edición). Lippincott Williams y Wilkins.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!