¿Te gustaría tomar un café antes de entrenar?

Antes del entrenamiento, solemos seguir una serie de actos rutinarios que a veces parecen rituales porque siempre estamos haciendo las mismas cosas al mismo tiempo y así sucesivamente. Cuando se trata de dietas previas al entrenamiento, la pregunta más importante es si beber café nos ayuda a hacer ejercicio o nos perjudica. Hoy vamos a aprender más sobre cómo funciona el café en nuestro cuerpo y si es bueno tomarlo antes de hacer ejercicio en el gimnasio, correr, CrossFit o cualquier otra actividad que hagamos.

Beber café es bueno para el cuerpo siempre que sea café de alta calidad, no más de 4 tazas al día. Además, debemos comprender nuestra propia salud antes de tomar café, ya que se desaconseja el consumo de café para ciertos trastornos mentales como la depresión y la ansiedad, las enfermedades coronarias, los problemas digestivos y el embarazo.

Por eso, la gente duda de que tomar café sea útil para nuestra formación. La verdadera pregunta no radica en el café en sí, sino en su propiedad más famosa: la cafeína. Antes de entrar en el tema, expliquemos el papel que juega la cafeína en nuestros cuerpos y luego respondamos si beber café antes del ejercicio es bueno o malo.

Cafeína para el cuerpo

La ingesta de cafeína estimula el sistema nervioso para que estemos más alerta Nos trajo energía Y ayúdanos a limpiar nuestro cuerpo. También puede ayudar a eliminar la fatiga y aumentar la presión arterial cuando nos sentimos deprimidos.

La salud física no debería jugar. Entonces, si sentimos que nuestro nerviosismo va fluctuando, lo mejor que podemos hacer es acudir al médico, porque esto puede ser una señal clara de que algo no es muy útil en nuestro organismo.

Mujer bebe café antes del entrenamiento

Grandes cantidades de cafeína pueden inestabilizar el cuerpo y provocar insomnio, incluida la diarrea. Dolor de cabeza, hipertensión arterial, irritabilidad, Neuroticismo, arritmias, etc.

Beber café antes del entrenamiento ayuda

Tomar café antes de hacer ejercicio realmente ayuda, pero hay un truco que pocos conocen. Por ejemplo, así como no hacemos ejercicio para comer fresco, no podemos hacer ejercicio inmediatamente después de tomar café o durante el ejercicio. Todo en la vida tiene su propio ritmo y secuencia, y la absorción de cafeína de nuestro cuerpo también tiene sus propias leyes.

Entonces, si queremos que el café nos dé un extra de energía y fuerza durante el ejercicio, debemos tomar una taza de café fuerte una hora antes del ejercicio. Alcanza su pico máximo en la sangre entre 45 y 60 minutos después de la ingestión.

Podemos elegir otra opción, que es tomar un café y empezar a hacer ejercicio a los 40 minutos para que al inicio del ejercicio consigamos la energía extra que necesitan nuestros músculos.

Eso sí, tenemos que tener cuidado al beber, porque la cafeína en una taza de café fuerte puede sobrevivir en nuestro organismo hasta por 6 horas. Si es sensible al café o sufre efectos secundarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!