Los píxeles de seguimiento en los correos electrónicos, nueva preocupación de privacidad

Seguramente todos vosotros habréis visto el doble check azul en un email, algo posible gracias a aplicaciones como mailtrack. Este tipo de señal es útil para quienes trabajan con comercio electrónico, marketing digital, analítica web y mucho más, pero ahora estamos empezando a tratar el delicado tema de la privacidad.

Estos píxeles invisibles se utilizan para rastrear la actividad del correo electrónico, son archivos de imagen pequeños e invisibles, como PNG y .GIF, que se insertan en el cuerpo del contenido del correo electrónico. Se fusionan con el contenido, o son transparentes, de forma que el destinatario no los ve (a menudo son tan pequeños como 1×1 píxeles).

El problema es que el destinatario de un correo electrónico no necesita interactuar directamente con el píxel de ninguna manera para que se puedan rastrear ciertas actividades, por lo que el píxel de rastreo se descarga automáticamente sin pedir permiso.

Los píxeles de seguimiento existen desde hace mucho tiempo, necesarios para estimar el éxito de las campañas de marketing, pero según el cofundador de Hey, David Heinemeier Hansson, también representan una «grotesca invasión de la privacidad».

Hanson le dijo a la bbc que, de media, la empresa procesa un millón de correos electrónicos y bloquea más de 600.000 intentos de seguimiento de píxeles cada día. Si eleva estos niveles a los millones y millones de correos electrónicos procesados ​​​​por servicios como Gmail o Outlook, la sugerencia de que el uso del rastreador de píxeles es «endémico» puede ser realista.

En Europa, el RGPD exige que las organizaciones informen a los destinatarios sobre el uso de estos píxeles. Sin embargo no se ha tratado el tema con profundidad y se supone que el usuario del consentimiento de forma automática cuando se registra en un servicio de correo electrónico y se le pide que lea el aviso de privacidad correspondiente.

Ahora la Oficina del Comisionado de Información (ICO) del Reino Unido ha vuelto a poner los papeles sobre la mesa y está pensando en dejar de utilizar el píxel en sus propios correos electrónicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!