La obesidad puede estar asociada con la infertilidad

Según un nuevo estudio de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, sugiere un vínculo entre la obesidad en las mujeres y los problemas del embarazo. Pero por el camino surgieron algunas dudas que serán resueltas en futuras investigaciones. Además, aunque tenemos una base de datos tan buena y extensa, hay información poco convincente, inexacta e incompleta.

El rol de obesidad asociada a trastornos reproductivos en la mujer es un campo poco estudiado, pero este estudio abre la puerta al estudio de la obesidad y el embarazo, así como a los trastornos más comunes del aparato reproductor femenino.

La obesidad estará detrás de la infertilidad

El estudio, al que dejamos un enlace al final del texto, utilizó datos de casi 260.000 mujeres europeas de entre 40 y 69 años. El único problema es que no había datos de antes, ya que esta información provenía de los registros del UK Biobank, una gran base de datos biométrica. Estos datos incluyen información médica, ambiental y genética de miles de personas, incluidos los participantes del estudio.

Con estos datos en mano, los investigadores crearon un modelo estadístico que estimaba el índice de masa corporal, así como la relación cintura-cadera y riesgo de trastornos reproductivos común en mujeres como infertilidad, endometriosis, sangrado abundante, síndrome de ovario poliquístico, etc.

Mujer embarazada

Los datos sobre el vínculo entre la obesidad y los trastornos reproductivos no están del todo claros, ya que no hay datos sobre las mujeres involucradas antes del inicio de la obesidad. Por lo tanto, la puerta permanece abierta para nuevas investigaciones que puedan crear más vínculos entre tener sobrepeso y tener problemas para dar a luz.

Está claro que la obesidad juega un papel importante en las condiciones reproductivas de miles de mujeres, pero se necesita más investigación, según los investigadores del estudio.

Peso adecuado y un buen estilo de vida.

Hay varias condiciones comunes como fibromas en el útero, síndrome de ovario político, sangrado menstrual abundante, menstruación irregular, endometriosis y otras. Y ahora hay un hilo conductor entre estas condiciones y la obesidad.

Estos trastornos los puede sufrir una mujer de peso normal, bajo peso u obesa, ya que son enfermedades que afectan regularmente a las mujeres, pero los estudios han encontrado que Son más comunes cuando las mujeres son obesas.

Por eso destacamos una alimentación variada, sana y equilibrada que nos mantenga sanos por dentro y por fuera, así como una actividad física regular y siempre adaptada a las capacidades de cada uno. Un entrenador personal cualificado nos puede ayudar mucho, al igual que un nutricionista que nos pueda facilitar un plan personalizado.

Comenzar una dieta por tu cuenta puede resultar abrumador, por lo que lo mejor es buscar ayuda profesional y evitar siempre aquellas empresas que venden sustitutos como alimentos procesados, barritas, sopas, batidos y similares. Necesitas comer productos sanos, frescos, variados y saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!