¡Hagamos un trato con Python!

El "problema de Monty Hall" es un ejemplo clásico de cómo los juegos de azar pueden tener resultados sorprendentes. He aquí una forma divertida de modelar el problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!