Gerascofobia: síntomas, causas y régimen.

Estas Fobia a la vejez Es el miedo irracional y elevado al envejecimiento. Es un trastorno de ansiedad, con lo que la ansiedad que se experimenta con este cambio es patológica. Todo el mundo tiene cierto temor a envejecer. Sin embargo, esto no significa siempre que permanezca un trastorno psicopatológico o que se haya desarrollado una fobia a la edad.

La gerascofobia es una manera particular de fobia que es extraña en la sociedad. Debido al temor al envejecimiento, las personas con esta patología tienen niveles altísimos de reacciones de temor y cambios de accionar significativos.

Mujer de mediana edad aplicando crema anti envejecimiento

Es un obstáculo psicológico que no se va a remover, con lo que es primordial tratarlo adecuadamente para poder superarlo.

Peculiaridades de la fobia a la vejez.

La gerascofobia pertence a los tipos más específicos de fobias específicas que existen en la actualidad. Como todos entendemos, las fobias concretas son un trastorno de ansiedad causado por fobias específicas.

Cada tipo específico de fobia difiere principalmente dependiendo del factor miedo. Debido al temor al envejecimiento, por tanto, la gerascofobia es diferente de otras fobias concretas.

El envejecimiento es un hecho que todo el planeta experimentará en algún momento de su vida. Esto puede provocar una sucesión de afecciones médicas, como: B. disminución del rendimiento físico, pérdida de funcionalidades y cambios en el modo de vida.

Esta etapa de la vida perjudica a todos de manera diferente. Varias personas se amoldan bien y otras tienen una secuencia de cambios relacionados con la incapacidad de adaptarse con la edad.

No obstante, la gerascofobia no hace referencia al tipo de adaptación individual a la edad, sino define la existencia de un miedo irracional a la vejez.

Las personas con fobia a la edad tienen un temor irracional al envejecimiento, con lo que este hecho se ha convertido en su mayor miedo. El miedo es tan enorme que puede perjudicar drásticamente el accionar, la función y la calidad de vida de un individuo.

Santurrón Tomás

Los primordiales síntomas de la gerascofobia son manifestaciones basadas en el miedo. El temor al envejecimiento puede conducir a altos niveles de estrés, lo que puede ocasionar cambios significativos.

Estos cambios suelen perjudicar a diferentes componentes. De hecho, los síntomas de la gerascofobia se dividen primordialmente en tres aspectos: trastornos físicos, trastornos cognitivos y trastornos del comportamiento.

Cambio fisico

Un trastorno de ansiedad perjudica dificultosamente las funcionalidades físicas de las personas y provoca una serie de cambios en el cuerpo.

En la gerascofobia, los síntomas físicos suelen ser intensos y graves, pero en casos raros, ocasionalmente tienen la posibilidad de conducir a un ataque de pánico.

La manifestación física de la fobia a la vejez es una reacción al aumento de la actividad del sistema inquieto central.

Este aumento de actividad puede ocasionar multitud de síntomas, por lo que los cambios físicos en la fobia a la vejez pueden ser sutilmente diferentes en todos y cada caso.

Por lo general, la gente con esta patología muestran varios de los siguientes síntomas cuando se dan a conocer a estímulos horribles:

  1. Aumenta la continuidad cardiaca.
  2. Palpitaciones
  3. Aumento de la frecuencia respiratoria.
  4. La sensación de asfixia.
  5. La tensión de los diferentes músculos del cuerpo.
  6. Las pupilas están dilatadas.
  7. La sudoración aumentó relevantemente.
  8. Escalofros.
  9. Dolor de cabeza y / o de estómago.
  10. Sentirse irreal.

No es común que la gente con fobia a la vejez tengan todos y cada uno de los síntomas al mismo tiempo. Sin embargo, es común presenciar mucho, siendo los síntomas más habituales el incremento de la frecuencia cardíaca y respiratoria.

Deterioro cognitivo

Los cambios cognitivos se relacionan con una secuencia de pensamientos patológicos producidos por personas con fobia a la vejez. Este conocimiento está íntimamente relacionado con el envejecimiento y estimulará y también acentuará el temor al envejecimiento.

Los pensamientos negativos de un individuo tienen la posibilidad de ser variados y muy inespecíficos. No obstante, todos muestran obvios cortes cognitivos hacia las consecuencias negativas del envejecimiento.

De la misma forma, los pensamientos negativos con frecuencia surgen sobre la capacidad de un sujeto para afrontar la vejez. Evaluación en la mayoría de los casos negativa de peculiaridades propias dependiendo de la edad.

Trastornos de la conducta

Los síntomas físicos y cognitivos provocados por la gerascofobia afectan de manera directa el comportamiento humano. De hecho, los cambios de accionar socios con la fobia a la vejez tienen la posibilidad de volverse graves y perjudicar la calidad de vida y la funcionalidad de la gente.

Los síntomas del comportamiento están relacionados con los sacrificios de un individuo para eludir la ansiedad. O sea para eludir el envejecimiento.

En estos días, los cambios de accionar socios con la fobia a la edad no están bien establecidos. Principalmente porque estos tienen la posibilidad de ser diversos y acostumbran a depender mucho más de las especificaciones personales del individuo que del cambio en sí.

No obstante, comportamientos de reparación continua, inicio de tratamientos anti-envejecimiento, comportamientos para prevenir el desgaste o la humillación física, etc. son generalmente comunes.

A primer aspecto, estos comportamientos semejan saludables para un individuo. No obstante, con gerascofobia, poseen un prominente componente patológico.

Las personas realizan estas actividades para evitar afecciones, no para ser felices, y esta razón a menudo conduce a cambios en el accionar.

la razónUna especie de

La causa de las fobias específicas es uno de los principales temas de interés de la red social científica actual. En el estudio del temor y los óbices que se derivan de él, uno de los óbices mucho más populares y mejor estudiados es la fobia.

Hoy día, hay un gran consenso de que no existe una causa única que lleve al avance de fobias concretas. En cambio, se han descrito varios componentes que pueden jugar un papel esencial.

Estos componentes no siempre están presentes y, en algunos casos, algunos tienen la posibilidad de ser mucho más obvios que otros. No obstante, se puede concluir que una combinación de los próximos componentes (que tienen la posibilidad de manifestarse aproximadamente) ayuda al avance de la nosología.

Embalaje clásico

La hipótesis actual es que el mecanismo que mejor explica la adquisición del temor es el condicionamiento clásico. Es decir, te expones a hechos relacionados con la comunicación de pensamientos de temor.

En este sentido, convivir con personas que valoran el envejecimiento, que suelen comentar las terribles consecuencias del envejecimiento, o que conceden suma importancia a la juventud, son componentes que conducen al avance de una fobia a la vejez.

El condicionamiento tradicional parece ser en especial importante en la niñez, ya que es aquí donde giran la mayor parte de los miedos. No obstante, estos factores tienen la posibilidad de jugar un papel parcialmente importante a cualquier edad.

Términos / información alternativos

La exposición directa no es el único mecanismo que crea temor. De hecho, proporcionar información verbal o visual también puede desatar ansiedad.

La exposición a situaciones que difunden información sobre las secuelas negativas de la vejez y la relevancia de mantenerse distanciado de la vejez tienen la posibilidad de conducir al desarrollo de una fobia a la vejez.

Causantes genéticos

Aunque no existen muchos datos sobre la herencia de las fobias, algunos autores sugieren que los factores genéticos están relativamente presentes en su avance.

Por lo tanto, los miembros de la familia que tienen antecedentes de fobias concretas u otros trastornos de ansiedad tienen más probabilidades de desarrollar fobias seniles.

Factores cognitivos

Al final, ciertos elementos del estado anímico parecen jugar un papel esencial en el desarrollo de la fobia mucho más que en el cuidado de la fobia.

Los puntos de vista poco realistas sobre el daño potencial, una atención distorsionada a las amenazas o una baja conciencia de la autoeficacia serán los más importantes.

régimen

La intervención psicológica es más correcta que la gerascofobia y es más eficiente que el tratamiento farmacológico.

En particular, la terapia cognitivo-conductual es una intervención sicológica que da los mejores desenlaces pues puede revertir la mayoría de los casos de fobias específicas.

Este tratamiento emplea principalmente la exposición, y esta técnica supone mostrar a los individuos temidos a los elementos a los que se preocupan.

La exposición se hace generalmente de forma gradual, por el hecho de que la meta es alejar al sujeto de su angustia sin poder huír de ella. El hombre se acostumbra gradualmente a los factores a los que tiene mucho miedo y aprende a impedir sus reacciones de temor.

Con frecuencia se añaden técnicas de relajación para ayudar en este proceso, ya que estas técnicas pueden reducir la ansiedad y dejarlo en un estado de calma que lo va a ayudar a sobrellevar sus temores.

Cuando los sesgos cognitivos y los pensamientos inapropiados finalmente se evocan en el envejecimiento, la terapia cognitiva asimismo se puede utilizar para manejarlos y reemplazarlos.

referencia

  1. Barlow D. y Nathan, P. (2010) Manual de psicología clínica de Oxford. Prensa de la Universidad de Oxford.
  2. Caballo, V. (2011) Manual de Psicopatología y Trastornos Mentales. Madrid: Ed Piramid.
  3. Manual de diagnóstico y estadístico del DSM-IV-TR para trastornos mentales (2002). Barcelona: albañil.
  4. Emmelkamp PMG, Wittchen HU. Fobias específicas. En: Andrews G, Charney DS, Sirovatka PJ, Regier DA, editores. Cambio de obstáculos por estrés y ansiedad. Prosperar el software de investigación del DSM-V. Arlington, Virginia: APA, 2009: 77? 101.
  5. Muris P, Schmidt H, Merckelbach H. La composición de los síntomas de fobia concreta en niños y adolescentes. Behav Res Ther 1999; 37: 863-868.
  6. Wolitzky-Taylor K, Horowitz J, Powers M, Telch M. Métodos sicológicos para el régimen de fobias concretas: metaanálisis. Psicología Clínica Edición Revisada 2008; 28: 1021â ????? 1037.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!