Esterilidad: historia clínica y técnica aséptica

el termino Estéril Se refiere al empleo de distintas tecnologías para reducir los microorganismos patógenos (que tienen la posibilidad de causar infección), incluido el uso de resoluciones asépticas para remover bacterias en la piel y heridas del tolerante.

Otro factor importante de esterilidad es la esterilidad de los materiales usados en cirugía (agujas, hojas de bisturí, suturas, instrumentos, etcétera.), entendiéndose por materiales estériles como materiales 100% asépticos.

En este sentido, los métodos de desinfección se pueden emplear en materiales (superficies, placas, instrumentos, etcétera.), pero no en humanos, ya que no se ha descrito ningún procedimiento para eliminar de manera fiable microorganismos 100% biológicos.

Historia estéril

Para todo el mundo que haya trabajado en un hospital, laboratorio de bioanálisis o clínica dental, no es ningún secreto que los materiales utilizados se tratan esmeradamente para mantenerlos "??????? estériles".

Pero no en todos los casos fue de esta forma: hace 150 años (mediados del siglo XIX) los materiales apenas se podían lavar con agua, no se utilizaban guantes en las visitas al médico y los médicos ni siquiera se lavaban las manos entre pacientes.

A nuestro enteder, semeja ser una epidemia, pero era una práctica común en ese entonces, puesto que no tenían el conocimiento de ella hoy y los métodos estériles y antisépticos conocidos y utilizados en la actualidad no se describen de manera consistente.

Por ende, no es sorprendente que las infecciones posoperatorias (incluidas las infecciones posparto) fuesen una de las principales razones de fallecimientos en las instalaciones médicas en ese momento.

La evolución de la microbiología

La presencia de microorganismos invisibles a simple vista se conoce desde Anton van Leeuwenhoek. En el siglo XVII, utilizó una combinación de lupas para describir lo que llamó "vivir". . Sin embargo, el vínculo entre estos organismos y las anomalías de la salud no se estableció hasta finales del siglo XIX.

La creación de dicha asociación se remonta al trabajo del célebre científico francés Louis Pasteur (considerado el padre de la microbiología), quien llevó a cabo las primeras descripciones científicas de microorganismos y el avance del primer lote de vacunas.

Al tiempo, el descubrimiento de Robert Koch, un científico alemán que aisló de manera exitosa los microorganismos que causan la tuberculosis, abrió novedosas vías para comprender cómo se desarrolló la patología y maneras de prevenirla mejor.

Término de protección contra la corrosión

Se puede suponer que el desarrollo del concepto antiséptico como lo conocemos hoy empezó con un informe del médico húngaro Ignaz Semmelweis, quien indicó que lavarse las manos entre pacientes redujo de manera significativa las infecciones después del régimen.

Esta observación fue menospreciada por la comunidad científica en ese instante (primera mitad del siglo XIX) porque no había evidencia científica sobre esto, aunque probablemente halla achicado la tasa de mortalidad materna por infecciones a menos del 1%.

A fines del siglo XIX, pocos años tras la desaparición de Semmelweis, el cirujano británico Joseph Lister reconstruyó todos los rompecabezas.

Concluyó que el descubrimiento de Pasteur fue la base científica iniciativa por Semmelweis hace muchos años, y desde este conocimiento desarrolló la primera tecnología de esterilización con fenol en quirófano.

Técnica aséptica

En los procedimientos médicos invasivos, una sucesión de medidas para reducir el peligro de contacto del tolerante con microorganismos patógenos se conocen como técnica aséptica.

La tecnología aséptica se puede dividir en múltiples partes:

  1. Colocar una región estéril (barrera) que aísle al paciente del entorno.
  2. Desinfección de equipos quirúrgicos (instrumentos, suturas, agujas, etcétera.) y áreas de cirugía invasiva
  3. Prepare la una parte del cuerpo del tolerante para la cirugía con una solución antibacteriana diseñada para matar muchos microorganismos potencialmente dañinos como sea posible.

Una aceptable observación de los tres primeros pasos asegura que se minimice el peligro de infección; para ello, es importante que todos los materiales se manipulen con guantes estériles y en una zona precisamente definida, la llamada región estéril.

Cualquier contacto accidental con manos que no estén protegidas con guantes esterilizados (por el hecho de que están rotos) o equipo que toque superficies no cubiertas por áreas esterilizadas (mesas, camillas, pisos) debe ser desechado y no reesterilizado.

Pasos para realizar adecuadamente la técnica aséptica

La técnica aséptica no es un acto o medida apartada, sino que consiste en una sucesión de procedimientos, desde el tolerante hasta el equipo, al profesional sanitario y al área donde se realiza el trámite invasivo.

Por consiguiente, la implementación de la tecnología aséptica se realiza en diferentes niveles, a comprender:

Personal médico y paramédico

1- Antes de efectuar el trámite, lávese las manos y utilice soluciones antisépticas (yodo-povidona, clorhexidina, etcétera.)

2- use ropa esterilizada (batas y batas quirúrgicas)

3- Emplea guantes esterilizados

4- Evite el contacto con superficies no esterilizadas a lo largo de procedimientos invasivos

5- usa cubrebotas para zapatos

6-El cabello debe estar recogido con un gorro quirúrgico, como si fuera una barba.

7- Uso de mascarillas

pacientemente

1- Lavar todo el cuerpo con agua y jabón antes de la operación

2- Quítese toda la ropa antes de entrar al área de operación. Los pacientes solo deben utilizar ropa desechable adecuada para su empleo en áreas estériles.

3- Rasurar la región a operar antes de la operación (si aplica) e ingresar al área de operación.

4- Preparar la zona de intervención con un desinfectante (yodo-povidona, clorhexidina, etcétera.).

5- El pelo debe recogerse con un sombrero adecuado para ello.

Área y moblaje

1- Todos los muebles y la región de operaciones (quirófano, zona de partos, etc.) deben limpiarse periódicamente con agua y jabón.

2- Emplear una solución desinfectante (hipoclorito de sodio, derivados del amonio cuaternario, etc.) para adecentar todo el mobiliario entre tolerante y paciente.

3- El área de operación (incluyendo el moblaje) se desinfecta con rayos ultravioleta una vez al día (la habitación debe estar cerrada y no hay ninguna persona adentro durante la operación)

4- Al efectuar el trámite invasivo, todas las superficies, incluido el cuerpo del tolerante, deben cubrirse con un área estéril.

equipo

1- Todos y cada uno de los instrumentos deben esterilizarse a través de técnicas eficaces según sus características.

  1. Esterilice los instrumentos metálicos que no se dañen al calentarlos en seco (horno) o en húmedo (autoclave).

  2. Esterilización con óxido de etileno, en la que el caucho o los materiales de precisión (mangueras de caucho, dispositivos ópticos) se tienen la posibilidad de cambiar a través de calentamiento.

  3. Las suturas, las hojas de bisturí, los catéteres y otros consumibles se esterilizan normalmente en fábrica (comunmente se esterilizan con luz ultravioleta u óxido de etileno); empaquetado doble. Un asistente debe abrir el embalaje exterior no estéril y poner el embalaje interior (estéril) en el lugar.

2- Los materiales a usar tienen que llevar siempre y en todo momento guantes estériles y ser tratados en la zona acotada por la región estéril.

3- No debe tomar contacto con superficies no cubiertas por el campo estéril.

3- Todos los materiales potencialmente contaminados deben ser retirados del área.

4- Los materiales desechables, las suturas y las hojas de bisturí utilizadas no tienen que volver a esterilizarse. Todos estos materiales tienen que desecharse y usarse en las bolsas y contenedores proveídos.

Realizar todos estos pasos adecuadamente asegurará que el riesgo de infección se minimice, con lo que es muy importante que todos y cada uno de los integrantes del equipo médico, en especial aquellos involucrados en la realización de métodos invasivos, sigan rigurosamente y sistemáticamente estos pasos.

Además, existe una necesidad de investigación continua para mejorar estas técnicas con el objetivo de prosperar continuamente la capacidad de reducir el riesgo de infección asociado con la cirugía invasiva.

Han sucedido muchas cosas desde el instante en que una tercer parte de las mujeres murió de fiebre puerperal durante el parto.

Debido a los continuos adelantos de la ciencia, ahora es posible realizar grandes métodos invasivos con un riesgo mínimo de adversidades infecciosas, principalmente a través de la correcta ejecución de una técnica aséptica.

referencia

  1. Pequeño transportista (1976). Anthony van Leeuwenhoek: Trescientos años desde el instante en que descubrió las bacterias. Revisión bacteriológica, 40 (2), 260.
  2. Wainwright, M. (2003). Otra visión sobre la historia temprana de la microbiología. Adelantos en microbiología aplicada, 52, 333-356.
  3. Schwartz, M. (2001). La vida y obra de Louis Pasteur. Revista de microbiología aplicada, 91 (4), 597-601.
  4. Daniel, TM (2006). Historia de la tuberculosis. Medicina respiratoria, 100 (11), 1862-1870.
  5. Best, M. y Neuhauser, D. (2004). Nacimiento de Ignaz Semmelweis y protección contra infecciones. Calidad y seguridad de BMJ, 13 (3), 233-234.
  6. Rodráguez, FJA, Distritos, CE, OReilly, FJA, Torres, M. ??., & Martínez, MVC (2011). Estéril y antiséptico. La visión histórica de una pintura. Apuntes de Science, (2), 61-64.
  7. Hart, S. (2007). Utilice una técnica aséptica para reducir el peligro de infección. Estándares de atención (hasta 2013), 21 (47), 43.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!