Este es el chip más pequeño que se puede colocar en el cuerpo humano.

Poner aparatos electrónicos en nuestro cuerpo para que circulen con los glóbulos rojos para medir o tratar un problema es cada vez más deseable en el mundo de la medicina.

Hay implantes que monitorean los niveles de oxígeno en los tejidos corporales y sensores que monitorean las señales nerviosas en tiempo real, pero ahora, de Columbia Engineers, han introducido el chip único más pequeño del mundo, un circuito electrónico completamente funcional con un volumen total por debajo de 0,1 mm3. .

Es tan pequeño como un ácaro del polvo. En la imagen se puede ver dentro del canal de la jeringa. Mide 0,3 mm de cada lado, como un pequeño cubo, una auténtica joya de la tecnología, si tenemos en cuenta que además de inteligencia, debe haber un sistema de obtención de energía.

Los módulos de RF no se pueden usar con este tamaño porque estas longitudes de onda son demasiado largas para usarse con un dispositivo tan pequeño. Por eso este chip funciona con ultrasonido. El equipo incluyó un transductor piezoeléctrico que actúa como una "antena" para la alimentación inalámbrica y la comunicación ultrasónica.

También tiene un sensor de temperatura de baja potencia que permite monitorear la temperatura corporal y las fluctuaciones de temperatura.

Hasta ahora se ha demostrado en ratones vivos, donde se utiliza para neuroestimulación ultrasónica, y es posible implantar siete chips simultáneamente con inyección intramuscular.

Este tipo de chip puede implantarse en el cuerpo humano y comunicar al mundo exterior lo que mide, incluida la presión arterial, los niveles de glucosa y la función respiratoria, aunque actualmente se limita a la temperatura.

Mas información en Advances.sciencemag.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!