En Chile se redacta la primera ley de neuroderecho del mundo

La tecnología ha avanzado hasta tal punto que con la intervención de determinados dispositivos se puede manipular la actividad cerebral. Un ejemplo de esto es lo que se estrenó recientemente Neuralink, una de las empresas de Elon Musk.

En Chile, con una visión innovadora del mundo, ha comenzado a redactarse una nueva ley que se enfoca en “proteger la integridad y la compensación mental a la luz de los avances en neurotecnología”.

El texto citado en el párrafo anterior es precisamente el texto que la iniciativa de ley propone incluir en la constitución política del estado sudamericano, dotando de un nivel constitucional de neuroderecho, en una iniciativa sin precedentes a nivel mundial.

La propuesta, parte de un programa más amplio para proteger los neuroderechos y la integridad mental, surgió como una iniciativa en el Comité de Desafíos del Futuro y fue impulsada por el senador chileno Guido Girardi.

El texto legal aún está pendiente. Sin embargo, al tratarse de un proceso que sienta un precedente a nivel mundial, se encuentra bajo la atenta mirada de Naciones Unidas, y en particular de países como España, Estados Unidos y Francia.

En la prensa realizada en el Congreso Nacional de Chile, luego de la aprobación de esta ley, el Senador Girardi comentó que "Este proyecto será un marcador global y Chile será el primer piloto líder en regular las leyes neurológicas para que estas tecnologías sean para el bien de las personas"..

Agregó esto a sus palabras publicadas en abril. “El presidente Piñera llevará este proyecto a Prosur, ya lo discutió con varios líderes latinoamericanos, así como con el presidente de Francia y otros líderes europeos. Este proyecto une a Chile, es un ejemplo de que podemos tener visiones comunes y trabajar juntos en los grandes desafíos que enfrenta el país».

Por su parte, el presidente chileno también manifestó su apoyo a la iniciativa en su momento, demostrando la transversalidad de sus alcances, aun cuando el proyecto surgió políticamente de su sector opositor.

Todavía queda un largo camino por recorrer, pero se han logrado avances significativos

Este primer paso allanó el camino para un ajuste más fino en el proceso de redacción de la ley, que eventualmente será aprobada. Luego de su aprobación en el Senado, el proyecto de ley pasa a revisión de la Cámara de Representantes, la segunda cámara del Congreso, para ser enviado al Poder Ejecutivo, donde el presidente puede hacer sus objeciones finales antes de que la norma sea finalmente publicada, según el sistema político chileno.

Excepto por Reforma constitucional que establecería como responsabilidad del Estado velar por la protección de los neuroderechos, además de una ley accesoria, que dice en el texto: “Prohíbe cualquier interferencia o forma de interferencia con las conexiones neuronales o penetración o a nivel cerebral mediante el uso de neurotecnología, interfaz cerebro-computadora o cualquier otro sistema o dispositivo que no cuente con el consentimiento libre, explícito e informado de la persona o usuario , incluidas las circunstancias médicas. Prohíbe cualquier sistema o dispositivo, ya sea neurotecnología, interfaz cerebro-computadora u otro, cuyo propósito sea acceder o manipular la actividad neuronal, invasiva o no invasiva, si puede dañar la continuidad psíquica y mental de la persona, es decir. identidad de la persona, o si ésta reduce o menoscaba la autonomía de su voluntad o su capacidad para tomar decisiones libremente..

La influencia de la ciencia ficción nos ha hecho pensar más de una vez ante la posible llegada de algunos de los escenarios problemáticos, que se presentan como conflictos entre la tecnología y la humanidad. En este caso, la iniciativa se basa en la protección temprana de una proyección específica, ante el avance imparable de una tecnología altamente pervertida si cae en malas manos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!