VIDA SALUDABLE

El peligro de las lámparas para manicura que nadie te ha dicho

Los expertos están comenzando a alertar sobre los daños irreparables que supuen introducen las manos en las lámparas UV que secan y fijan el esmalte en tiempo récord. Así que si nos hacemos uñas de gel, se recomienda utilizar protector solar en las manos (incidiendo en las cutículas) un rato antes de cada exposición. Y no importa si la lámpara es grande o pequeña. Es recomendable utilizar SPF 50.

Aumento del cáncer de uñas

Las lámparas que emiten radiación ultravioleta (UV) se han convertido en un clásico en muchos salones de uñas, lo que hace que nos preguntemos sobre los riesgos de cáncer de piel y uñas mientras nos hacemos la manicura. Estas lámparas se utilizan normalmente para el secado rápido de manicuras regulares y son necesarias para la fijación de manicuras en gel. Algunas lámparas de uñas se llaman lámparas “UV” y otras se llaman lámparas LED, pero ambos emiten radiación UV.

Producen predominantemente rayos UVA, que están relacionados tanto con el envejecimiento prematuro de la piel como con el cáncer de piel. Sin embargo, incluso el más intenso de estos dispositivos presenta solo un riesgo UV moderado, un riesgo mucho menor que el que presentan los dispositivos de bronceado UV.

Si eres alguien que va a arreglarse las uñas una vez por semana y pones las manos debajo de esas lámparas durante 10 minutos, es posible que quieras preocuparte. En cambio, si eres alguien que va un par de veces al año, probablemente el riesgo sea muy, muy pequeño.

Usa protección solar

Para estar segura con las manicuras en gel, los especialistas recomiendan aplicar protector solar de amplio espectro (UVA/UVB) en las manos 20 minutos antes de exponerlas a la luz ultravioleta. Aunque hay que tener en cuenta que si te pones protector solar cuando vas camino al centro belleza, todo se quitará cuando te hagan la manicura y te laven las manos. Así que la clave está en llevarse un poco y pedirle a la manicurista que te ponga el protector solar al final de la manicura. Entonces estarias protegida bajo la luz.

Sin embargo, incluso esta precaución no protege contra el carcinoma de célula scamosas subungueal (debajo de la uña), una forma rara pero potencialmente agresiva de cáncer de piel. Si eres de los que se hace una manicura habitualmente, la puesta más segura es dejar que las uñas se sequen al aire de forma naturale, Avoid las lámparas de secado por completo o usar un soplador de aire o un ventilador sin luces ultravioleta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Content is protected !!