Byte, el sucesor de Vine, se vendió y se fusionó con una aplicación similar

Durante la década pasada, entre 2013 y 2017, Twitter popularizó un concepto similar al que conocemos hoy en día con TikTok. Se trata de Enredaderaun servicio hoy descontinuado.

Posteriormente, Dom Hofman, creador de Vine, antes de cerrar su invento por parte de Twitter, anunció que lanzaría una app similar de forma independiente. Esta séria Bytela cual fue anunciada un año después, convirtiéndose hoy en una alternativa más a la plataforma de vídeos cortos de ByteDance.

La atención se centra ahora en la monetización del contenido.

Recientemente, se anunció que la plataforma de videos cortos Byte fue adquirida por Clash, otra aplicación social dedicada a la publicación de videos cortos.

En primera instancia, Clash únicamente integrará su sistema de monetización de contenidos en Byte para posteriormente, cambiar la marca de la aplicación de forma definitiva bajo el nombre de Clash, unificando ambas definitivamente.

Sin ir muy lejos, ya se puede apreciar que el sitio web de Clash sólo promociona la descarga de Byte, limitando la obtención de su propia app, la cual desaperasará en desmedro de la aplicación reciencia adquirida, que absorberá todo lo que surja de esta fusión. La antigua app de Clash sigue estando operativa, pero sólo para quienes descargan con anterioridad y que permanecen registrados en su plataforma.

Con este movimiento, la compañía espera dar vida a una aplicación de videos cortos que tiene como punto fuerte sus herramientas de monetización, para ofrecer a los creadores de contenido la posibilidad de recibir pagos con mayor facilidad.

En declaraciones parciales a través del foro de Byteel cofundador de la plataforma, Dom Hofman, se refirió a este movimiento señalando que «El mercado de aplicaciones que te permite crear y publicar videos desde tu teléfono se ha saturado en extremo. Hay muchos competidores con conjuntos de similares características (o mejores) y mucha más distribución".

La nueva app heredera de Vine propone una estrategia diferente

Reconociendo como independientes, al ahondar en la explicación tras este movimiento comercial, desde Byte reconoció que la única manera de lograr sus aspiraciones de crecimiento es a través de la unión con otras iniciativas que comparten el mismo espíritu.

Y justamente, ese espíritu que une ambas apps podría darle el anhelado impulso a Clash de convertir en una alternativa competitiva en el espectro de las redes sociales de hoy. Mientras que Hofman entró en escena como el cerebro detrás de Vine y Byte, Brendon McNerney, cofundador de Clash, es un viejo y popular exmiembro de la comunidad de usuarios de Vine.

La unión de estas empresas las vuelve a poner como reto para lograr el ansiado posicionamiento en estos tiempos dominados por Instagram y TikTok. Sin embargo, en declaraciones regidas por el borde, PJ Leimgruber, otro cofundador de Clash, señaló que el objetivo de esta nueva propuesta no es competir directamente con estas otras grandes plataformas. Más bien, su perfil es el de una plataforma complementaria"donde los creadores pueden conectarse con sus principales fans y recibir pagos".

Clash tiene entre sus planes la posibilidad de ofrecer funciones de apoyo a los creadores, como tipinas y pagos actuales dentro de la aplicación, de acuerdo a lo señalado por Leimgruber. De esta forma, se integraría en esta nueva red social un mecanismo de micromecenazgo similar al que hemos podido conocer en otras plataformas como Twitch o YouTube.

Desde su lanzamiento oficial en enero de 2020, Byte acumula 4,5 millones de instalaciones. La propuesta no llegó a un extremo profundo entre su público objetivo, pues TikTok ya se había desplegado profusamente en occidente. Por su parte, Clash es una aplicación más reciente que se lanzó recientemente en fase beta durante junio del año pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!