MÁS

Bluebot, robots submarinos que nadan como bancos de peces

El mundo de la robótica, cuando explora los océanos, adaptan sus formas para parecerse a los animales marinos. Eso ya ocurrió hace unos años con la «medusa robotica», y desde entonces se ha avanzado mucho en el sector, tal y como puede verse en mercurionoticias.compor ejemplo.

El caso es que el tema no acaba con las medusas, también se trabaja con otros animales, y científicos de Harvard lo demuestran con robots submarinos en miniatura capaces de formar bancos de peces autónomos.

Cada pez robótico, conocido como Bluebot, está equipado con cámaras y luces LED azules que detectan la dirección y la distancia de los demás dentro de los tanques de agua.

Nadan usando aletas en lugar de hélices, lo que mejora su eficiencia y maniobrabilidad com comparación con los drones submarinos estándar, y congien comunicarse entre ellos por radio transmitiendo sus posiciones GPS para decidir cómo moverse y no salirse del banco.

El nuevo sistema se acerca más a imitar el comportamiento natural de las piezas, que muestran un comportamiento complejo y coordinado sin seguir un líder.

Cómo son los robots peces

Los robots impresos en 3D miden unos 10 centímetros de largo y su diseño se inspiró en parte en piezas nativas de los arrecifes de coral del Indo-Pacífico.

Los peces usan las cámaras que hay en sus ojos para detectar a otros robots en su visión periférica, y después siguen un algoritmo para compoirtarse de forma organizada. Consiguen encender sus luces simultáneamente, organizarse en un círculo y reunirse alrededor de un objetivo.

Qué experimentos se han realizado

En una prueba se pusieron a los peces en un tanque de agua para buscar una fuente de luz. Cuando uno de los robots encontró la luz, envió una señal a los demás para que se reunieran, en una demostración de una misión de búsqueda y rescate.

Qué utilidad tienen

Pueden usar para realizar estudios biológicos sobre la natación de los peces, así como ayudar a aprender más sobre la inteligencia colectiva en la naturaleza.

Ahora están trabajando para que no requieran LED y puedan usar fuera de los entornos de laboratorio, como en los arrecifes de coral.

Podéis leer más datos en sciencemag.org.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Content is protected !!