22 de los mejores poemas cortos para leer en 2023 para ayudarte a leer más poesía

poema corto 11RD.com, Getty Images

11. "El corazón de una mujer" de Georgia Douglas Johnson

El corazón de una mujer sale con el alba,
Como un pájaro solitario, de vuelo suave, tan inquieto,
A lo lejos, sobre las torres y los valles de la vida, deambula
A raíz de esos ecos, el corazón llama a casa.

El corazón de una mujer retrocede con la noche,
y entra en alguna jaula alienígena en su difícil situación,
Y trata de olvidar que ha soñado con las estrellas
Mientras se rompe, se rompe, se rompe sobre los barrotes del refugio.

La poeta nacida en Atlanta, Georgia Douglas Johnson, cuyos padres eran afroamericanos, nativos americanos e ingleses, estudió música y escribió poemas y obras de teatro. Cuando se mudó a Washington, DC, su casa se convirtió en un lugar de reunión para los escritores del Renacimiento de Harlem, lo que le valió el apodo de "S Street Salon". Para descubrir a un joven poeta que es una figura en la poesía estadounidense actual, lea estos poemas de Amanda Gorman.

poema corto 12RD.com, Getty Images

12. "Paz" por Bhartrihari

¡Ánimo, alma mía! ahora al bosque silencioso
Solos vagamos, allí para buscar nuestra comida
En las frutas silvestres, y corteja nuestro sueño sin sueños
Las ramas blandas se juntaron profundamente.

Hay una gran autoridad en la locura audaz,
y lenguas que tartamudean con enfermedad de oro,
Y el murmullo del mundo del viento cesará,
Ni eco a través de nuestra paz.

Traducido por Paul Elmer Moore

Filósofo, gramático y poeta, Bhartrihari vivió del 450 al 510 en la India. Su obra fusionó la filosofía del lenguaje con el misticismo, concibiendo el lenguaje como parte de la naturaleza divina del universo.

Poema corto 13 V2RD.com, Getty Images

13. "Oda 13" de Hafiz

A menudo he dicho, lo digo una vez más,
Yo, un vagabundo, no me alejo de mí mismo.
Soy una especie de loro; el espejo se me acerca;
Lo que dice el Eterno, lo vuelvo a decir tartamudeando.
Dame lo que quieras; Como cardos como rosas,
Y conforme a mi comida crezco y doy.
No me desprecies, pero sé que tengo la perla,
Y sólo busco uno para recibirlo.

Traducido por Ralph Waldo Emerson

El poeta persa Hafiz (también deletreado Hafez) nació alrededor de 1325 en Shiraz, Irán. Su nombre hace referencia a la proeza de haber aprendido el Corán de memoria. Las insinuaciones de la divinidad en este poema son adecuadas porque Hafiz era un devoto del sufismo, una forma mística del Islam que hablaba de la unión con lo divino a través de una experiencia personal de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!